¿Cuáles son los objetivos a trabajar cuando los niños presentan alteraciones de tono muscular originadas por las emociones?

El desarrollo emocional influye directamente en la evolución intelectual y social del niño, dicho desarrollo puede conducir a conductas negativas que originan limitaciones en el desarrollo de los niños o a conductas positivas que generen estados de gran interés, motivación, ganas de jugar, de aprender y de explorar el mundo que les rodea.

Psicom 1

Entre los trastornos más comunes del tono tenemos la Hipotonía
(disminución del tono muscular y estado de flacidez) y la
Hipertonía (estado de rigidez en los músculos).

Hoy en día es una tarea urgente prestar atención a las necesidades emocionales de los niños en su contexto familiar, escolar y social.

Teniendo conocimiento de habilidades emocionales los primeros años de vida del niño son una garantía de éxito en su futuro desarrollo escolar y social.

Cuando los niños se encuentran en situaciones cómodas y motivadoras destaca el aumento de tono en la consecución de determinadas actividades y la relación de dependencia que presenta hacia las personas que se encuentren en ese momento.

Si los niños están nerviosos se muestran inseguros, presentan cierta dependencia hacia los demás y necesitan agradar a las personas mostrándose obedientes y colaboradores.

Los objetivos más acertados para trabajar este problema (disminuación del tono debido a problemas emocionales o rigidez de algunas partes del cuerpo) serían la relación de dependencia y la expresión de las emociones a través del cuerpo, con el fin de conseguir una correcta tensión y relajación muscular.

Para trabajar sobre el tono, podríamos plantear actividades como la tensión-distensión de distintas zonas del cuerpo, rodar, dejarse caer, balancearse, trepar, y arrastrarse por el suelo entre otras actividades donde intervenga directamente el cuerpo y el movimiento.

¿Que prioridades debemos tratar  para realizar este trabajo?

  • Aumentar la confianza y seguridad en los niños
  • Conseguir niveles de mayor expresividad verbal
  • Ponerle nombre  a las emociones
  • Realización de ejercicios individualmente que aumenten su confianza
  • Trabajar la experiencia corporal en distintas situaciones y a través del juego para aumentar su nivel de expresividad lingüística

Orientaciones para conseguir estos objetivos

  • Actividades grupales, actividades deportivas con unos objetivos concretos para aumentar su motivación al trabajar todos hacia unos objetivos, donde se ayuden los unos con los otros
  • Juego libre (sin directrices) por la sala
  • Representación de los juegos realizados en papel/pizarra/cartulinas

Mejorando su estado emocional mejora el tono muscular.

Observaciones para profundizar:

  • Relación del niño con el entorno, con las personas, con los objetos, ritmo espontáneo, marcha, respiración y actitud corporal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s